martes, 14 de julio de 2009

Pecera poblada

Y nadar y llenarme de esa cosa que parece agua...
y jugar con los amigos y moverme feliz...
y estar cerca de todos y acariciarlos con una aleta...
y que dé igual si soy yo, si sos vos, si no es ninguna de nosotras...
si de repente me vuelvo mas naranja de lo habitual...
o mas lenta
o mas larga
o mas pez.


video

Y después de ese distrito intermedio azul...



He pasado unos 560 días con vos, de alguna u otra forma me acompañaste.
Me contuviste y educaste.
Me domesticaste como el principito a su flor.
Te apropiaste de mi con la furia del mar.

Este cuadro tiene algo de posesión, como si los colores quisieran ser quien son, pero además los demás, contagiándose y poseyéndose unos a otros.
Y en lo particular es uno de los que más me gustan.

Estoy más con vos ahora que no estoy, ahora que en lugar de mirarte te pienso.
Cuando estoy con vos, estoy pero no. Fantaseo que no estás. Imagino que de pronto tu figura se disipa como talco. Imagino retrospectivamente mi día anterior en el que no estabas. Pero ahora sí.
Vos delante de mi con la taza de café con leche. Cierro los ojos e imagino que no estás. Los abro y estás pero no. Tu presencia no complica el hábito. Se trata de imaginarte con vos.
En cambio acá... estoy con vos. Me hablás por teléfono y con el índice recorro esa especie de aura, o distrito intermedio entre el más allá y vos. O entre la realidad del mundo y vos. Vos, pero para mí, no vos para el mundo. Vos con lo que tenés para mí. Vos con tu humanidad a medias, como se puede. Y yo con tu humanidad hermosa y completa para mis ojos que trabajan en tu beneficio.
Bueno, ese espacio mi índice lo conoce y lo distingue.
Te decía, te pienso. No. No es te pienso.
Se me colma el cuerpo de repente con algo que se siente bien. Nuevo, extraño. Pero bien.
Quiero salpicarte de esto que me colma el cuerpo.
Esta ausencia que me ata a tu presencia en otro lado, lo explica.
La maravilla de tu ausencia me permite soltar.
Amo tu libertad hasta el dolor. Esa libertad precisamente y no otra. Que te hace así... allá. Sin mí.
Amo tu paz.
Te amo.